jueves, 6 de enero de 2011

I

A veces me despierto
creyendo estar en ti
y entonces eres un denso mar
que empapa mi cuarto.
A veces me despierto
pensando no ser yo,
pues la esencia de tu ser
desborda los límites de mi cuerpo.
A veces me despierto
y no me despierto,
porque tú eres sueño
y no sueño.

3 comentarios:

Edelweiss dijo...

Una palabra: I-N-C-R-E-Í-B-L-E.
Eres mucho mejor en estos que en los otros, este poems simplemente me encanta, está escrito de veras, desde las entrañas, desde el dolor de la ausencia y desde la soledad. Enhorabuena, has encontrado las palabras.

Mario dijo...

Muchas gracias Marta. Casi me sonrojo y todo :). Un abrazo. Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Genial Mario, lo lees y suena bonito. Gracias por tus poesías.
Marta