lunes, 27 de diciembre de 2010

HEGEL

En la tarde otoñal
de la ciudad de Jena
pasea un hombre que anhela
pensar el infinito.
De repente una ráfaga de viento
y lo ve claro:
“Si camino eternamente
sumando mis pasos,
lo habré logrado”.
A su espalda siente
el frío aliento de Aristóteles.
Veintiún siglos de pensamiento
han pasado.
Un escalofrío le recorre el cuerpo
al darse cuenta de su hallazgo.
Acaba de pensar a Dios.
Él ha sido el primero
en percibir
su secreto plan acabado.
Y se da cuenta de que la historia
va siempre a mejor,
que es un constante progreso,
pues el espíritu de Dios
se despliega sobre la Tierra
utilizándonos como instrumento.
En su fuero interno hay un cuchillo
que apunta directamente
al corazón de Schelling
porque sabe que jamás
volverán a ser amigos
en cuanto publique esto.
Pero eso ya no importa.
Acaba de concebir la verdad
y él ha sido el primero
en hacerlo.

5 comentarios:

Rodrigo Simón dijo...

Savater no lo hubiera explicado mejor (risas). ¡Qué coño! Tú deberías presentar su programa. Me ha gustado mucho el poema. Está muy bien sintetizado el pensamiento del
"Señor Hegel". Tendré que leerlo más detenidamente, aunque de momento estoy con Kant... Un abrazo y en media hora, más o menos, nos vemos.

Elaine de Amorim dijo...

Mario, me ha gustado mucho tu iniciativa. No conozco mucho de filosofia, pero sí que me gusta leerlo, bién como la poesía.
Gracias.

Mario dijo...

Gracias a ambos. Rodrigo y Elaine. Me alegro de que os guste. He tratado sintetizar su filosofía de forma que resulte más comprensible, sin que su pensamiento pierda la belleza de los textos originales. Eso es lo que me mueve en mi creación poética, pues estoy convencido de que la belleza es por esencia algo simple.

Edelweiss dijo...

Allô? ya veo que sigues avanzando con tus poemas...y justo cuando miro tu blog has publicado a Hegel. Perdón, al Dios Hegel. No se qué tiene que me atrae como un imán...a Schelling que le zurzan, si Hegel es el más recordado, será por algo. Aunque no dudo que en Tubinga hubiera un considerable caldo de cultivo y que las conversaciones que tenemos nosotros con ginebra las tuvieran (amplificadas, claro) los tres grandes en sus literas del seminario. Hegel escribió poesía? o es un poco como Heidegger? Porque creo q no me eqivoco si digo que el gran poeta del grupillo fue Hölderlin...y creo que Hgel me ha entrado mejor tras leerlo a él.
En fin, espero que sigas con este planning que te has trazado, para que podamos seguir discutiendo sobre la libertad y el determinismo, sobre los planes de Dios o el libre albedrío, sobre las maravillosas mónadas o el Dios de Spinoza y el humanismo sartreano o la capacidad de elección de los pobrecitos humanos.
Un abrazo enorme y que se cumplan tus deseos para el nuevo año.

Mario dijo...

Gracias Edelweiss.Si esta serie avanza es en parte gracias a ti y a Rodrigo. Salamanca es como nuestra Tubinga, menos agreste y un poco más seca, salvo por la ginebra en mi caso :).
Sí, el señor Hegel se parece a Heidegger en que los dos pensaron que la metafísica "acababa" con ellos porque habían descubierto "la verdad", por decirlo de alguna manera. Un poco pretencioso por su parte. No sé si él escribió también poesía, pero sé que le gustaba al menos la de Homero. Y sí, Hölderlin era el poeta del grupo.
Aunque en el fuero interno de mi corazón soy un indomable indeterminista, también tengo algo de espacio para los planteamientos deterministas. Encierran cierta belleza y me proporcionan algo de paz cuando pienso en ellos. Supongo que me hacen sentirme menos responsable de mis desgracias. Ése es el motivo por el que escribo sobre Leibniz o el señor Hegel, aunque no me los tome muy en serio :).
Otro abrazo muy grande para ti Marta y gracias por esos buenos deseos. También espero que se cumplan los tuyos este año.